viernes, 29 de enero de 2010

Entra en servicio la nueva instalación de Alfajarín del servicio público de residuos de construcción y demolición de Zaragoza y su área metropolitana

29.1.2010.

 


En Aragón Liberal

Esta planta se suma a la de Bárboles para valorizar y eliminar los residuos de construcción de Zaragoza y su área de influencia, correspondiente a la zona VI del servicio público

Las instalaciones definitivas de tratamiento de estos residuos en ambas localidades, en construcción, supondrán una inversión de más de 100 millones de euros entre construcción y explotación


La nueva instalación de Alfajarín del servicio público de residuos de construcción y demolición entra en servicio con la publicación hoy en el BOA de la correspondiente Orden del Departamento de Medio Ambiente. Así, los productores y gestores de residuos de construcción y demolición de Zaragoza y su entorno, correspondiente a la Zona VI, dispondrán de dos instalaciones del servicio público de eliminación y valorización de escombros donde gestionar correctamente sus residuos, esta de Alfajarín y la que ya estaba en funcionamiento en Bárboles.

En concreto, estas instalaciones prestarán servicio a los 17 municipios englobados dentro de la Zona VI: Alfajarín, Bárboles, Botorrita, Cadrete, Cuarte de Huerva, Farlete, Jaulín, María de Huerva, Marracos, Mozota, Nuez de Ebro, Osera de Ebro, Pastriz, La Puebla de Alfindén, Utebo, Villafranca de Ebro y Zaragoza.

En abril del año pasado se dispuso la implantación de este servicio público de eliminación de residuos de construcción y demolición de forma progresiva, por zonas y por fases. Así, ambas instalaciones se encuentran en una primera fase de implantación con un almacenamiento temporal mientras se construyen las instalaciones definitivas para la fase normal de explotación. 

Estas instalaciones definitivas en la Zona VI de Zaragoza suponen inversiones por un importe para la construcción y la gestión durante 25 años de las instalaciones que supera los 100 millones de euros, siguiendo el modelo de concesión de obra pública.

250.000 toneladas de capacidad

Sólo la construcción de la misma requerirá una inversión de 17,8 millones de euros y a los empleos generados durante esta fase se sumarán los 14 empleos directos en explotación. Las obras constituirán una red integrada de instalaciones de valorización y eliminación de residuos de construcción y demolición y está previsto que las instalaciones puedan gestionar 250.000 toneladas año. Cada instalación tendrá dos tipos de infraestructuras de gestión final de los residuos: plantas de reciclaje de residuos y vertederos de cola asociados a las plantas para la gestión de rechazos de valorización. Además, contará cada una de ellas con un aula de educación ambiental para la difusión de la gestión de los residuos y  educar en la prevención.


La nueva instalación de Alfajarín adscrita al servicio público cuenta con la pertinente autorización de vertedero requerida por el Real Decreto 1481/2001 y con la licencia ambiental de actividades clasificadas a la que está sujeta la construcción y explotación de este tipo de infraestructuras medioambientales.

El gestor del servicio público recuperará los materiales de construcción para producir áridos reciclados y otros materiales de construcción de segunda generación, la elaboración de suelos para recuperar espacios degradados y otras actividades de valorización eliminándose sólo aquellas fracciones no valorizables. Con esta red de instalaciones se logrará el objetivo de valorización material de al menos el 50% de los residuos gestionados en la Zona.

La construcción de instalaciones sumadas a las ya adjudicadas permitirá dar cobertura al 73% de los residuos de construcción generados en la Comunidad Autónoma de Aragón. De esta manera se satisfará la demanda de operaciones de reciclaje, valorización y eliminación de residuos de construcción y demolición garantizando la consecución de la autosuficiencia en la eliminación de estos residuos y la aplicación del principio de quien contamina paga .  

Servicio público

El tratamiento de residuos de construcción y demolición fue declarado servicio público autonómico mediante la Ley 26/2003, de Medidas Tributarias y Administrativas, y se viene desarrollando, tal como establece del Plan de Gestión Integral de los Residuos de Aragón (GIRA).

Para la prestación del servicio público de eliminación y valorización de residuos de construcción y demolición, la Comunidad Autónoma de Aragón se ha dividido en seis zonas, según criterios de proximidad, optimización y minimización de costes para los productores. De esta manera, la Comunidad Autónoma contará con una amplia red de más de cincuenta instalaciones distribuidas a lo largo de todo el territorio aragonés.

Mediante el modelo que se sigue de concesión de obra pública, el emplazamiento de las instalaciones es definido por el adjudicatario, que aporta los terrenos para las instalaciones con tamaño suficiente y con las características apropiadas para la implantación del tipo de infraestructuras requeridas, teniendo en cuenta una vida útil de al menos 25 años y las posibles ampliaciones.

Las tarifas se determinarán en aplicación del principio quien contamina paga y del principio de recuperación de costes, de manera que se repercutirá al usuario los costes de gestión en función del tipo y volumen de los residuos.

Tratamiento

Esta red de instalaciones permitirá el acopio de residuos de construcción y demolición, su caracterización y pesaje. Cada inst/alación tendrá una planta de valoriznación fija de residuos, dos básculas, dedicando una de ellas a pesaje de camiones a la entrada y la otra a pesaje a la salida, dotando a la instalación de la máxima flexibilidad y fiabilidad.

En cada instalación, los residuos recibidos serán sometidos a una inspección visual y control de caracterización, pesados en el vehículo de transporte y descargados para su clasificación. Los residuos serán sometidos a un triaje para la separación de impropios y gestión externa de residuos peligrosos y no peligrosos que aparezcan mezclados con los de construcción y demolición tales como latas de pintura, fluorescentes, voluminosos, urbanos, etc. Asimismo, se separarán residuos valorizables como maderas y metales. Cada planta de valorización se compone de un precribador, una trituradora de mandíbulas para el triturado primario, molino de impactos para el triturado secundario, criba para clasificación del árido reciclado por tamaños, separación neumática de fracción ligera y separación magnética.

Finalmente, se procesarán los residuos a un proceso de machaqueo para la obtención de materias primas de segunda generación tales como áridos reciclados o suelos de relleno. Los rechazos de valorización serán gestionados en las tres instalaciones de la zona. Los vertederos aplicarán en su construcción las mejores técnicas disponibles y se ajustarán a los requisitos del Real Decreto 1481/2001, de 27 de diciembre, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero. Los vertederos contarán con una zona de servicios, separada de la zona de gestión donde se encentrarán el edificio de control y de explotación.

miércoles, 20 de enero de 2010

Aragón es la comunidad autónoma con menor siniestralidad laboral, 5 puntos por debajo de la media española

20.1.2010.

 


En Aragón Liberal

El número de accidentes laborales se reduce un 30% en 2009

Dentro del Acuerdo Económico y Social para el Progreso de Aragón (AESPA), el Gobierno de Aragón y CREA, CEPYME, UGT Aragón y CC.OO Aragón, vienen desarrollando un conjunto de programas diseñados para controlar y prevenir los accidentes de trabajo

Aragón registró en el año 2009 un total de 16.018 accidentes laborales, un 30% menos que en 2008. Lo que sitúa a la comunidad autónoma en 5 puntos por debajo de la media española. De los 16.018 accidentes,  15.851 fueron leves, 131 graves y 36 mortales. El índice de incidencia, es decir, el número de accidentes con baja por cada mil trabajadores, ha descendido un 25%.  Así lo ha indicado esta mañana el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Alberto Larraz, que, acompañado por el director general de Trabajo, Antonio Alastrue, ha presentando en rueda de prensa el balance de siniestralidad laboral de 2009.
 
 
Por actividad,  760 corresponden al sector agrícola, 4.810 a la industria, 2.962 a la construcción y 7.486 a los servicios. El número de personas extranjeras que han  sufrido un accidente de trabajo ha sido de 2.816, lo que supone un 17% del total.
 
En cuanto a los datos por provincias, en Huesca se han registrado 2.707 accidentes laborales (2.667 ha sido leves, 34 graves y 6 mortales), en Teruel 1.642 (1.619 leves, 14 graves y 9 mortales) y en Zaragoza 11.669 (11.565 leves, 83 graves y 21 mortales).


El Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Seguridad y Salud Laboral (ISSLA), ha venido diseñando y ejecutando ambiciosos programas preventivos que han servido de ejemplo en el resto de comunidades autónomas y han sido distinguidos por la Agencia Europea de Seguridad y Salud Laboral. Se trata de 10 programas, que se integran en el "Plan Director de Prevención de Riesgos Laborales de la Comunidad Autónoma de Aragón". Están diseñados específicamente para el control y la lucha contra la siniestralidad laboral.


Programas de Prevención de Riesgos Laborales


1.- El Programa Aragón ha servido de ejemplo en otras administraciones, incluso internacionales, como la Conferencia Americana de Higiene Industrial del Gobierno Federal de Estados Unidos. En el programa participan aquellas empresas que en el año anterior hayan registrado una alta tasa de accidentalidad respecto a su actividad económica. El programa trata de advertir a las empresas de su situación en siniestralidad, examinar su gestión preventiva, emplazar a dichas empresas a corregir sus desviaciones e informar sobre los fundamentos de una gestión preventiva eficaz. Un total de 917 empresas han participado en 2009 en este programa.


2.- El Programa Objetivo Cero pretende poner al alcance de las empresas una metodología sencilla y eficaz de reducción de accidentes y, sobre todo, detectar y corregir situaciones de riesgo. En la actualidad, 795 empresas están adheridas a este programa.


3.- El Programa Sobreesfuezos trata de incidir en las patologías osteomusculares producidas por un sobreesfuerzo. En 2009, el Gobierno de Aragón trabajó con 210 empresas que el año anterior habían registrado una alta tasa de siniestralidad debido a esta patología.


4.- El Programa de Investigación de accidentes graves y muy graves, que comenzó en 2003, pretende motivar a las empresas al cumplimiento de la obligación de estudiar los accidentes acaecidos. A todas las empresas que han padecido un accidente grave o muy grave, se le remite un protocolo de investigación, que es cumplimentado por la empresa y devuelto al ISSLA.


5- El Programa de Acercamiento de los alumnos de Formación Profesional al conocimiento de la prevención de los Riesgos Laborales. Esta línea de actuación, desarrollada en el Gabinete de Seguridad e Higiene de Zaragoza, pretende que los alumnos visiten la exposición permanente de equipos de protección colectiva e individual. Además se les imparte una charla sobre cuestiones relacionadas con los riesgos laborales y los primeros auxilios.


6- Actuación de técnicos Habilitados. Con el objetivo de  reforzar la vigilancia y control de la Inspección de Trabajo, el Gobierno de Aragón, en el año 2006, aprobó un decreto por el que se habilita al personal funcionario público a ejercer las funciones de comprobación de las condiciones de seguridad y salud en las empresas y centros de trabajo. Además, el personal habilitado puede desarrollar también las funciones en materia de promoción de la prevención de riesgos laborales, asesoramiento y asistencia técnica e información y formación, que les son propias como personal técnico en prevención de riesgos laborales.

En el año 2009, los técnicos habilitados realizaron 2.038 visitas que llevaron a cabo un total de 3.841 requerimientos efectuados.


Programas conjuntos entre el Gobierno de Aragón y CREA, CPYME, UGT Aragón y CC.OO


Con el objetivo de seguir trabajando en la Prevención de Riegos Laborales, el Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Salud y Seguridad Laboral, y en colaboración con los agentes sociales (CREA, CPYME, UGT Aragón y CC.OO Aragón) vienen desarrollando una serie de programas que tienen como objetivo desarrollar políticas de seguridad y salud en la Comunidad Autónoma. Las líneas de trabajo más destacados son:


1-       Convenios Prevención de Riesgos Laborales
2-       Plan de visitas conjuntas a Obras de la Construcción
3-       Objetivo 8: Seguridad y Salud en Trabajo
4-       Plan de Formación en Prevención de Riesgos Laborales de Delegados de Prevención y Empresarios
5-       Observatorio de Riesgos Psicosociales
6-       Campaña de difusión de la Prevención de Riesgos Laborales Objetivo Cero Accidentes